lunes, 16 de marzo de 2009

Babka de pan integral con manzana

Este pastel de origen ruso debería hacerse en un molde circular, ya que su nombre significa ‘abuela’, y, copio de la wikipedia: "alude probablemente a la forma del pastel, un cilindro alto, a veces con ondulaciones que recuerdan los pliegues de una falda". Yo lo he hecho en un molde de cake rectangular porque éramos pocas personas y el resultado ha sido bueno también.



INGREDIENTES (Para un molde de 30x12 cm).

Ocho rebanadas de pan de molde integral sin corteza.
Tres manzanas reineta.
Cinco cucharadas soperas de azúcar.
300 ml de leche del tiempo.
Un huevo.
La corteza rallada de un limón.
150 g de mantequilla blanda.

Engrasamos generosamente las paredes del molde con mantequilla y reservamos, mientras precalentamos el horno a 180 Cº.

Batimos el huevo y añadimos dos cucharadas de azúcar y la leche. Batimos bien hasta que se unan los ingredientes. Remojamos en esta mezcla las rebanadas de pan y vamos colocándolas forrando el fondo y las paredes del molde. Remojamos también el pan suficiente para cubrir el molde una vez relleno.

Pelamos las manzanas y las troceamos en cubos de 1 cm en un cuenco, donde añadiremos el azúcar restante y la mantequilla que haya quedado después de engrasar el molde. Añadimos también la ralladura del limón, una cucharadita de canela en polvo y todo el pan que nos haya sobrado de la operación anterior, cortado como la manzana, en dados pequeños.

Rellenamos el molde y aplastamos bien con las manos o con una cuchara de madera. Cubrimos con las rebanadas anteriormente reservadas y horneamos 40 minutos a 180Cº.

Servimos caliente y espolvoreado con canela. Queda muy bien acompañado de una bola de helado de vainilla. El contraste entre el pastel de manzana caliente y el helado es delicioso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada