jueves, 22 de enero de 2009

Tarta de manzana

Este pastel era el favorito de mi abuelo, así que fue uno de los primeros que aprendí a hacer. Desde los 15 hasta ahora, que cumplo los 31 en cuatro horas aproximadamente, la receta ha variado poco en el fondo pero mucho en la forma, ganando en horterez y brillo. En diez años forraré el sofá de ganchillo y en 20 dejaré caer las gafas hasta la punta de la nariz. Mientras tanto, estiro mis últimas horas de los 30 haciendo mi propia tarta de cumpleaños.


INGREDIENTES

Para la base (pasta sable):
2 yemas de huevo.
100 gramos de azúcar glass.
200 de harina.
100 de mantequilla en pomada.
Unas gotitas de esencia de vainilla.

Crema pastelera (la rápida con maicena):

Una yema.
250 ml de leche.
Azúcar al gusto.
Vainilla y limón.
Una cucharada colmada de maicena.

Varias manzanas peladas, descorazonadas, y fileteadas (rociadas con zumo de limón para que no se oxiden).
Mermelada de manzana o cualquier otra fruta que no sea roja.

Amasamos en un bol todos los ingredientes de la base, hasta formar una pasta muy moldeable que podemos dejar reposar para que se endurezca un poco. La aplanamos con la ayuda de un rodillo y forramos con ella el molde para tartas.


Antes de rellenarlo es mejor hornear un poco la base sola, y podemos hacer dos cosas para que los laterales no se desmoronen con el calor: llenar la tarta con alubias o garbanzos, solución que he leído y oído muchas veces pero que nunca he llevado a cabo porque me dan pena las pobres legumbres, o forrando el interior del molde con una doble capa de papel albal, dejando la masa aprisionada entre el molde en sí y el papel de aluminio. Hasta ahora siempre me ha dado resultado.
Reflexionando sobre mi edad, me he puesto nostálgica de mis años de plastilina y plastidecores, y he modelado unos adornitos monisísimos con los recortes de la masa.


La crema pastelera rápida es muy fácil de hacer: Hay que calentar la leche con la cáscara de limón y la vainilla y dejar que éstos ingredientes suelten sus aromas. En unos minutos lo retiramos de la leche y añadimos el azúcar removiendo hasta que se disuelva. En un cuenco mezclamos las yemas, un poco de leche fría y la maicena, y disolvemos bien. Esta mezcla la vertemos poco a poco sobre la leche a fuego lento, removiendo sin cesar para que no se pegue ni se formen grumos. La crema espesará a toda velocidad.

Cuando terminemos, la base de la tarta ya estará hecha (15 min a horno suave, aprox), así que podemos sacarla de horno y cubrirla con una capa de crema pastelera. Y ahora viene lo esencial en una tarta de manzana: ¡La manzana! Esta vez me he inclinado por una forma de rosa casi tan hortera como los adornitos.


He espolvoreado canela por encima, y la he metido al horno. Otros 20 minutos a 160º más o menos. Casi al final un golpe de horno fuerte para dorar.
Por último, y para darle brillo y esplendor, he pintado la tarta (con cuidado, que se le caían los pétalos) con mermelada de higos casera, otra generosa donación de Helena, la madre de mi sufrido compañero de fatigas, el cual, por cierto ¡Espero que no se olvide de felicitarme el cumpleaños!

7 comentarios:

  1. Jo, qué artistada. Si algún día consiguiese hacer una tarta tan bonita (aunque digas q es hortera) no se si me la comería... me daría pena!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Más pena te daría verla pudrirse en la nevera! ¿O no?
    :)

    ResponderEliminar
  3. Ays, qué hambre :-S

    ResponderEliminar
  4. Hola estoy aquí para quedarme.Buscando buscando una receta para la base de una tarta de frutas que quiero hacer he dado con tu blog y como tienes cosas que me gustan voy a quedarme con tu permiso.Mi hijo hoy esta rumboso y quiere hacer una tarta para cuando su madre venga de trabajar así que voy a copiarte esta recetilla incorporando alguna cosilla más y ya te contaré.Bss.Estas invitada a mi marmita cuando quieras.

    ResponderEliminar
  5. Hola Antonio. Tengo esto un poco lleno de telarañas porque ultimamente no tengo mucho tiempo para actualizar, pero en breve me pasaré por tu marmita y ya me contarás qué tal esa tarta..
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Increíble la tarta buenísima.Yo le añadí tambien peras.No me quedó exactamente igual pero eso sí duro menos que una botella de sidra en gascona o cimavilla jejeje.En breve publicare una entrada en mi blog con el resultado de esta magnífica tarta.Un saludo paisana.

    ResponderEliminar