miércoles, 29 de abril de 2009

Pasteles de manzana sencillos



INGREDIENTES

Una hoja de hojaldre fresco o descongelado.
Una manzana roja pequeña.
Mermelada de manzana (en realidad de cualquier fruta valdría).
Mantequilla.
Azúcar.
Un huevo batido para pintar.

Extendemos la masa de hojaldre y recortamos rectángulos del tamaño deseado. El de la foto es de unos 8 por 12 apróximadamente.
En el centro de cada uno extendemos una cucharada de mermelada de nuestra fruta favorita, y sobre ella colocamos más o menos artísticamente unos gajos de manzana cortados todo lo finos que podamos (sin pelar), dejando un borde sin cubrir de entre uno y dos centímetros. Sobre la manzana esparcimos una cucharada de azúcar en cada pastelito, y unas lasquitas de mantequilla o margarina. También podemos añadir canela.

A lo largo de todo el borde del hojaldre, y con un cuchillo bien afilado, practicamos pequeñas incisiones separadas entre sí sobre un centímetro. Al hincharse en hojaldre quedará más decorativo.

Pintamos las partes que no queden cubiertas de manzana con huevo batido, y horneamos a 190º en horno precalentado entre 15 y 20 minutos, dependiendo de lo tostado que nos guste el hojaldre, a ser posible sobre papel sulfurizado o lámina de silicona. Se pueden servir calientes, pero si los vamos a guardar, ha de ser en un recipiente hermético y una vez fríos del todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada