miércoles, 29 de abril de 2009

Enrejados de almendra y manzana



INGREDIENTES

Una lámina de hojaldre.
Una manzana roja.
Dos cucharadas de azúcar.
Crema de almendra (Receta UN POCO MÁS ARRIBA).
Huevo batido para pintar.

Pelamos y cortamos la manzana en trozos de un cm aproximadamente, y la ponemos en una cazuela con dos cucharadas de azúcar y una de agua, a fuego lento. Trataremos de obtener una especie de compota pero sin que se deshagan del todo los trozos de fruta.

Mientras tanto cortamos el hojaldre en círculos del tamaño deseado con un cortapastas o con el borde de un vaso. La mitad los colocamos sobre la bandeja (recomendable como siempre hornear los patelillos sobre papel sulfurizado o lámina de silicona. En caso de no tener, engrasar bien la bandeja), y la otra mitad, que serán las tapas de los pasteles, los cortamos en forma de enrejado.

Si no teneis un rodillo de hacer enrejados se puede hacer a mano muy fácilmente. Se trata de hacer pequeños cortes en línea recta siguiendo un esquema de enladrillado. He hecho un dibujo para explicarme mejor:



Al separar con cuidado los bordes de los cortes, el efecto conseguido será este:



Sobre cada una de las bases colocamos una cucharada de crema de almendras, y sobre esta, otra de compota de manzana, acordándonos de dejar un borde todo alrededor. Humedecemos este borde con huevo batido, y colocamos la tapa enrejada con cuidado de que coincidan bien los bordes. Apretamos bien todo alrededor, y por todo el borde hacemos unas pequeñas incisiones con un cuchillo. Más o menos de un centímetro de separación entre ellas.



Pintamos la superficie de cada pastel con huevo batido, y al horno precalentado a 190º entre 15 y 20 minutos, dependiendo de lo tostado que nos guste el hojaldre. Ya sabeis, dejar enfriar antes de guardar en un recipiente hermético.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada